Imprimir

DESCRIPCIÓN DEL PROGRAMA

Actividad académica de carácter práctico/teórico destinada a dotar a los alumnos de herramientas provenientes del teatro y de la dramaterapia, para una aproximación a la coordinación grupal y desarrollo del potencial humano en áreas de la salud, tanto clínico como organizacional (psicología, educación, artes, comunicación, ciencias sociales, comunitarias, organizacionales, empresariales y todas aquellas en las que el trabajo con grupos sea una herramienta para el mejoramiento de las dinámicas particulares). Con especial énfasis en el trabajo de equipos, la integración multidisciplinaria, ética de grupos y autocuidado; perspectiva psico-educativa y del desarrollo personal, de la promoción y fomento de la salud, facilitación de aprendizajes experienciales, cooperativos y procesos grupales creativos.

FUNDAMENTACIÓN

En 1992 un grupo de académicos del Departamento de Psiquiatría de la Facultad de Medicina y del Departamento de Teatro de la Facultad de Artes de la Universidad de Chile, inician, a través de una serie de talleres experimentales, un intercambio de conocimientos y prácticas clínicas y teatrales denominadas Destrezas Teatrales Psicoterapéuticas a las que asisten, entre los años 1992 y 1998, alrededor de 300 profesionales de la salud, psicología, educación, artes y humanidades de gran parte del territorio nacional.

Los trabajos exploratorios allí realizados abren el camino para la sistematización tanto de los aspectos teóricos de la intersección entre ambas disciplinas, como de la práctica aplicada a grupos e instituciones, así como las proyecciones referidas tanto a investigación, entrenamiento, formación y supervisión.

Nuestros desarrollos en Chile son muy similares a lo observado en países anglosajones quienes bajo el concepto de dramaterapia, inician una propuesta de aproximación e intervención grupal e institucional, tanto con fines de desarrollo del potencial creativo, de crecimiento comunitario y social, así como de intervenciones socioterapéuticas propiamente tal.

Entendemos drama como acción y terapia, como colaboración y facilitación de aquellos procesos ya desencadenados desde la propia autonomía del grupo, así como también su conducción y canalización hacia fines comunitarios salutíferos y de creación.

Por lo tanto, “dramaterapia” viene a ser una asistencia activa por parte del facilitador grupal, en donde la expresión verbal y corporal, el movimiento, la acción dramática, puesta en escena, dramatización y ritualización de las dinámicas grupales, forman los núcleos centrales de la praxis aquí propuesta con los fines antes señalados.

Para los autores anglosajones, dramaterapia puede definirse como una terapia artística basada en el arte teatral y aplicada en contextos clínicos y sociales así como a individuos y grupos. Dramaterapia asume que los individuos son intrínsecamente “dramáticos” en su desarrollo, observándose estas primeras manifestaciones dramáticas en los tres meses iniciales de vida.

Los métodos de la dramaterapia incluyen trabajo de expresión corporal, movimiento, mímica, rítmica, voz, juego dramático, tomar, jugar y crear roles, guiones, poesía, declamación poética, improvisación, actuación, monólogos, escenas, representaciones, psicodrama, máscaras, esculturas, relato oral, mitos, historias, metáforas y rituales. Con todo, a nosotros en EDRAS nos parece que dramaterapia se homologa a otras formas de arte-terapia, como musicoterapia, danzaterapia y terapias artísticas a través de las artes plásticas, consideradas simultáneamente como cuerpos disciplinares, métodos y técnicas de mediación artística.

En el caso de la dramaterapia, si bien es cierto aparece como una propuesta de los artistas teatrales en Gran Bretaña a comienzos de los ‘60, no podemos desconocer las influencias de los trabajos seminales de teatro espontáneo, psicodrama y sociodrama del médico psiquiatra rumano Jacov Levy Moreno, a partir de 1921 en Viena. Estas prácticas ya tienen los fundamentos de la teoría de roles, de la escena y de la incorporación de rituales, que más tarde reaparecen en la dramaterapia como sus núcleos principales. Moreno fue el creador del juego de roles y de técnicas como la escultura, tan utilizadas por otras corrientes psicoterapéuticas, tales como la sistémica y gestáltica. El concepto de roles, por ejemplo, fue extraído por Moreno desde el teatro y aplicado a la psicología.

Lo meritorio de los artistas teatrales de los años ‘60 es que logran afianzar sus planteamientos como una propuesta orientada hacia la salud y el bienestar, es decir del fomento de la salud, a diferencia del psicodrama que con el pasar de los años y su enclaustramiento en los ámbitos académicos, clínicos psiquiátricos y psicológicos es transformado en una herramienta más orientada a la patología, la disfunción y la rehabilitación, alejándose de lo que Moreno proponía como potencial de salud mental natural al referirse al concepto de espontaneidad. Grupos de teatro espontáneo de vanguardia buscan rehabilitar en varios centros del mundo esta parte olvidada del psicodrama moreniano.

No es extraño entonces que la dramaterapia haya nacido en los departamento de teatro de diversas universidades europeas y estadounidenses y desde allí ingresa a los ámbitos educativos, psicológicos y recientemente en la clínica.

Coincidentemente nuestra escuela encuentra un lugar de desarrollo natural en el Departamento de Teatro de la facultad de Artes Escuela de Postgrado de la Universidad de Chile y desde 2000, posterior a su re-estructuración, convoca a profesionales de todo el país al diplomado de dramaterapia realizado hasta 2016.

Se trata, a partir de 2005, del primer Diplomado en Sudamérica. A partir de 2017, el Departamento de Teatro de la Facultad de Artes de la Universidad de Chile, toma la delantera y transforma al Diplomado en Curso de Especialización como una manera de adecuarse a las necesidades actuales de los interesados, de ampliar el ofrecimiento a una amplia audiencia de personas que trabajen con grupos y creatividad, centrado en la práctica, más que en la teoría, y en adquirir estas extraordinarias herramientas para el trabajo colectivo, que son necesidades más dinámicas que los capaciten eficientemente en estas áreas clínicas, terapéuticas, educativas y artísticas entre otras.


Antecedentes de la dramaterapia

Este método de investigación e intervención psicosocial, interdisciplinario, de carácter artístico-terapéutico y preferentemente grupal-comunitario, tiene sus orígenes en el Servicio de Gineco-Obstetricia del Hospital de Londres a comienzos de los ’60, indicándose a Sue Jennings, una actriz especializada en teatro terapéutico, como su pionera. Esta autora, trabajando con mujeres de ese centro asistencial propone las bases de una praxis en desarrollo, que ha sido objeto de diversas investigaciones de campo en diferentes grupos de pacientes e instituciones. Posteriormente Robert Landy, un prolífico autor del Departamento de Dramaterapia de la Universidad de Nueva York, propone la teoría de roles como uno de los puntos centrales de la dramaterapia y Renée Emunah, actriz especializada del Centro Californiano de Estudios Integrales, hace sus aportes integrando elementos del psicodrama moreniano, tales como juego de roles, trabajo de escenas y rituales con técnicas propiamente teatrales como trabajo de personajes, textos, escenas y representación.

Los desarrollos de la dramaterapia en Sudamérica aparecen vinculados, aunque con metodologías diferentes, a grupos de teatro espontáneo de Brasil, Argentina y Uruguay y pueden entenderse como caminos convergentes que buscar re-editar el (o los) componentes teatrales, escénicos y ritualísticos del psicodrama originario de Moreno. Aunque aún no se hable de una integración de disciplinas es frecuente encontrar en congresos y encuentros de psicodramatistas, actividades de teatro espontáneo y dramaterapia. Por lo tanto estos enfoques parece que tienen más puntos comunes que diferencias y la tendencia actual es utilizarlos en relación al campo de aplicación y grupo de destinatarios, más que a puntos de vista dogmáticos y cerrados. Este aspecto es fundamental y pone énfasis en el aspecto creativo de cada persona que se forma en ésta área, ya que es una disciplina en la cual hay mucho que aportar. Es en este punto en el que la inclusión del arte en la terapia y psicoterapia, propio de la visión postmoderna, es de vital importancia, en el entendido de que cada terapeuta crea su propio estilo y forma de trabajo. Es decir, esta no es un área rígida y estructurante, sino un espacio profesional creativo y constructivo.

En Chile nuestro grupo con cerca de 25 años de investigación en las tres áreas antes señaladas, ha experimentado a través de la dramaterapia la integración del teatro, la terapia, el desarrollo personal y colectivo, y en particular la supervisión y el autocuidado, a través de técnicas dramáticas y teatrales de las emociones que surgen en diversos profesionales al implicarse con la asistencia de personas, en especial médicos, psicólogos, trabajadores sociales, educadores, psicopedagogos, actores, artistas, abogados e ingenieros vinculados al manejo y conducción de personas, grupos y recursos humanos, en general.

El espacio brindado por el Departamento de Teatro de la Facultad de Artes de esta universidad ha sido el locus natural para la fecundación del interés masivo por parte de los alumnos y docentes del proyecto piloto efectuado entre los años 2000 al 2002. Esta matriz escénica, representada magníficamente por la sala Agustín Siré, ha convocado a los docentes de este departamento universitario quienes en intercambio directo con los participantes de dichos programas desarrollan a través de un método inductivo la praxis necesaria para la implementación del curso. Nuestros académicos han adquirido experticia desde el quehacer práctico en estos años de experiencias preliminares y recientes. Este desarrollo además es coherente y sincrónico con lo ocurrido en nuestro país y en otros, en los cuales la dramaterapia ha surgido justamente en las escuelas de teatro.

Por otro lado, el arte teatral otorga la dimensión estética, tan esquiva de las ciencias, a los procesos de desarrollo y cambio humanos y la posibilidad de entender la salud como un todo armónico, con una toma de distancia re-ordenadora y re-estructurante, propia de los procesos de creación artísticos.


Propósitos de la dramaterapia en el contexto nacional

Hasta la actualidad no hay estudios con evidencia empírica que avalen la eficacia de estas técnicas en el cambio terapéutico, estando señaladas por los investigadores en psicoterapia basada en la evidencia como técnicas promisorias cuya eficacia debe ser investigada con metodología científica de carácter cuantitativa y cualitativa. Ello facilitará la presencia de esta disciplina, en contextos clínicos, terapéuticos y educativos como alternativas reales para el desarrollo y cambio de personas y grupos.

Sin embargo es posible considerar la dramaterapia como alternativa de investigación e intervención social en los más diversos contextos de salud, educación, psicología, rehabilitación, mediación y coaching en instituciones y comunidades, al plantearla más bien como un método para la promoción y fomento de la salud y el autoaprendizaje, considerando la expresión teatral y artística como intrínsecamente saludable, orientada al auto-conocimiento y auto-revelación, a la posibilidad de practicar roles alternativos, de experimentar en escenarios ficcionales, del como sí dramático (Stanislavskiano), realidades personales y colectivas que colateralmente permite el distanciamiento estético y la contención grupal.

De manera que el desarrollo del presente diplomado es proponer un método que se realiza a través de acciones, principalmente teatrales, con el objetivo de promover el crecimiento del potencial humano individual, colectivo, espiritual y trascendente.

Especialización en técnicas dramaterapéuticas

Entendemos especialización como la instancia de aprendizaje destinada a dotar de ciertas herramientas prácticas, sustentadas en las bases teóricas de la dramaterapia, a conductores de grupos que amplíen su margen de acción al contar con nuevos recursos para el ejercicio de su actividad. En el caso de la presente especialización se busca dotar de estas herramientas provenientes de la dramaterapia a personas que en sus ámbitos laborales trabajen con grupos humanos. Si bien también estos recursos pueden aplicarse al trabajo individual, nos parece que el objetivo central está puesto en los grupos y comunidades. El énfasis está orientado a facilitar y despertar el potencial creativo tanto de los coordinadores grupales como de las personas que participan de la experiencia durante un tiempo acotado para los fines pre-establecidos. El producto buscado dice relación más bien con la autorrevelación y aprendizaje de nuevas conductas (roles) y tareas a realizar en nuestros desarrollos futuros.

Además de lo anteriormente expuesto nos parece que la especialización implica un trabajo permanente y continuo sobre la persona del coordinador de grupos a través de instancias de supervisión, autocuidado y ética, tanto en sus aspectos psicológicos individuales como de su participación en dichos grupos formativos por la responsabilidad ética y social, que significa el trabajo con emociones humanas como por ejemplo el consentimiento informado de los participantes ante cada intervención.


OBJETIVOS

Objetivos Generales

Capacitar a profesionales y personas vinculadas a las prácticas grupales, en los cuales parte o la totalidad de su desempeño implique el trabajo con grupos, en técnicas provenientes de la dramaterapia, para la conducción y coordinación de grupos tanto en los ámbitos de la salud, psicología, educación, artes, ciencias sociales, comunicación, derecho, disciplinas teológicas, empresas, instituciones y comunidades diversas, entre otras, con el propósito de complementar su labor profesional con una mayor cantidad de recursos para la facilitación de los procesos colectivos.

Objetivos Específicos

ORGANIZACIÓN Y PLAN DE ESTUDIOS

El plan de estudios está constituido por asignaturas y éstas a su vez se desarrollan a través de uno o más módulos. Las cuatro grandes áreas temáticas son:

El total del programa contempla la realización de jornadas a realizar los días sábados de 9:00 a 14:30 hrs. (5,5 hrs.), cada 15 días, para completar un total de 90 hrs. cronológicas presenciales.

METODOLOGÍA

La metodología será eminentemente práctica-teórica, basándose en los conceptos de aprendizaje activo experiencial y con contenidos significativos. Las actividades prácticas representan el 80% del total de sesiones presenciales del curso (teatrales, grupales y dramaterapéuticas). Las actividades teóricas (20%) se realizarán a través de clases expositivas, reflexión teórica grupal, coloquios con los docentes invitados.

Total horas presenciales: 90 horas Cronológicas.


Contenidos de unidades temáticas

  1. ACTUACIÓN TEATRAL:

Expresión corporal, trabajo con personajes, actuación teatral y espacios dramaterapéuticos. Elementos teatrales usados para el trabajo terapéutico: Juegos dramáticos, monólogos, imágenes, trabajos sensoriales y de desinhibición, emoción, construcción de personajes (motores, peso), tridimensionalidad stanislawskiana, escenas, acción dramática, conflicto, distanciamiento teatral, elementos escenográficos, iluminación, vestuario. Improvisación, producción y obras, teatro impro, voz, teatro playback

  1. PSICOTERAPIA:

Procesos grupales generales, psicopatología escénica, psicodrama, sociodrama, axiodrama. axioterapia, ética de grupos.

  1. RITUALES TERAPÉUTICOS:

Significados, tipos de rituales, momentos. Generación de ritos.

  1. DRAMATERAPIA:

Dramaterapia: Una disciplina en formación

Dramaterapia y las principales líneas teórico prácticas para su desarrollo

Bases conceptuales en dramaterapia de Renée Emunah: Juego dramático – Teatro Juego de roles - Ritual dramático – Modelo de dramaterapia de Sue Jenning basado en la corporización/proyección/Rol - El teatro de la auto-expresión - Las cinco fases secuenciales del proceso dramaterapéutico: Juego dramático/ Trabajo de escenas/Juego de roles/Representación/Rituales.

Dramaterapia narrativa: Trabajo de textos como modelo de aplicación grupal de la dramaterapia – narradrama (narratividad y dramaterapia) y dramaticidad (o el hacer historias representadas)

Dramaterapia como axioterapia

Elementos de intermediación psicológica en dramaterapia: Materiales, dibujos, objetos intermediarios (telas, objetos simbólicos) – musicalización – instrumentos – sonodramaterapia - cuencos.

Evaluacion en dramaterapia: Ambitos, indicadores, instrumentos – Dramaterapia pedagógica

DESCRIPCIÓN DE PRINCIPALES ACTIVIDADES

ASISTENCIA Y EVALUACIÓN

Se exigirá un 80% de asistencia al total de actividades del diplomado. Requisito básico para obtener la certificación. Se estudiarán los casos excepcionales por enfermedad y otros, previa presentación de documentos. La evaluación consistirá en:

  1. La realización de cuatro bitácoras a entregar según indicaciones del evaluador.
  2. Presentación final individual o grupal (monologo, monodrama, sociodrama, obra dramaterapéutica)

CALENDARIZACIÓN

Inicio:
TEMARIO Y DOCENTES ENCARGADOS

CLAUSTRO ACADÉMICO

Profesores a Honorarios y Asociados Departamento de Teatro

Facultad de Artes

Universidad de Chile

Dr. Pedro H. Torres Godoy

Médico psiquiatra de la Universidad de Chile, terapeuta sistémico ICHTF, Instituto Chileno de Terapia Familiar. Psicodramatista. Profesor de Dramaterapia. Director y fundador EDRAS Chile. Docente a Honorarios Facultad de Artes Universidad de Chile. Presidente ANADRAS Asociación Nacional de Dramaterapeutas de Chile. Presidente Fundación TEATROSALUD. Miembro titular de SONEPSYN, Sociedad de Neurología, Psiquiatría y Neurocirugía de Chile. Miembro Titular de AEP Asociación Española de Psicodrama. Socio Titular de IAGP International Association of Groups Psychoterapy. Relator de congresos nacionales e internacionales en Sudamerica y Europa. Autor de 10 libros publicados por la Universidad de Chile. Articulista de revistas nacionales e internacionales.

Sra Annie Murath

Actriz especialista en voz, Profesora Asistente, Departamento de Teatro, Facultad de Artes, Universidad de Chile

Sr. Cesar Farah

Licenciado en letras, mención literatura hispánica, escritor y dramaturgo, docente Departamento de Teatro Universidad de Chile

Sr. Alfredo Musri Espinoza

Profesor de Lenguaje. Magíster en Pedagogía Teatral, Doctor © en Educación y Cultura, Docente EDRAS Chile

Ps. Sergio Lucero Conus

Psicólogo, psicoterapeuta y supervisor acreditado, terapeuta sistémico y psicodramatista, Docente EDRAS Chile

Ps. Fabiola Silva Allende

Psicologa Clinica, Dramaterapeuta , docente EDRAS Chile, ANADRAS A.G.

Sra. Viviana Gallardo Magallán

Educadora de Párvulos, Actriz de Teatro Impro, Magister © Pedagogia Teatral Universidad Mayor, Docente EDRAS Chile

Ps. Cristian Vasquez

Psicologo, terapeuta sistémico Máster en psicologia social Universidad de León, España

Sra. Paulina Hunt

Actriz, diplomatura en dramaterapia Facultad de Artes Universidad de Chile. Docente EDRAS Chile

Sra. Ana Maria Bravo

Actriz, especialsta en danza, Diplomado en dramaterapia Universidad de Chile y certificada en dramaterapia EDRAS Chile

Docentes invitados extranjeros (Sujetos a confirmación de asistencia y fechas):

COORDINADOR GENERAL DEL CURSO


BIBLIOGRAFÍA GENERAL

Textos y bibliografía recomendada en:

www.edras.cl

Informaciones, Inscripciones:

Sr. Claudio Fuenzalida

Asistente de Programa

Departamento de Teatro, Facultad de Artes, Universidad de Chile

Santiago de Chile